SRI LANKA 8: excursión a Little Adam’s Peak y fábrica de té Halpewatte

27 de diciembre de 2016 Aquel día hicimos otra de las excursiones más populares desde Ella, la que lleva a Little Adam’s Peak. Fue una excursión muy recomendable, poco exigente y con muy buenas vistas como recompensa. A la tarde visitamos una de las plantaciones de té que hay en la zona, concretamente la de Uva Halpewatte, donde pudimos ver el proceso de producción de esta famosa infusión. El día amaneció encapotado y frío. Cuando fuimos a desayunar a la terraza de la guesthouse vimos que el tiempo había empeorado sensiblemente, lloviendo a cántaros. Después de desayunar estuvimos un rato en la habitación, con el diluvio que caía no podíamos
27 de diciembre de 2016
Aquel día hicimos otra de las excursiones más populares desde Ella, la que lleva a Little Adam’s Peak. Fue una excursión muy recomendable, poco exigente y con muy buenas vistas como recompensa. A la tarde visitamos una de las plantaciones de té que hay en la zona, concretamente la de Uva Halpewatte, donde pudimos ver el proceso de producción de esta famosa infusión.
El día amaneció encapotado y frío. Cuando fuimos a desayunar a la terraza de la guesthouse vimos que el tiempo había empeorado sensiblemente, lloviendo a cántaros. Después de desayunar estuvimos un rato en la habitación, con el diluvio que caía no podíamos hacer la excursión que teníamos prevista, la de Little Adam’s Peak. Esta es una de las excursiones más famosas de Ella, y después de hacerla podemos decir que sin duda es mas recomendable que la de Ella’s Rock, que hicimos el día anterior. Es muy corta, apenas un par de horas en total, con relativamente poco desnivel y fácil de seguir. Pero lo mejor de todo son las grandes vistas que se contemplan desde su cima.
Tras un par de horas dejó de llover y se aclaró bastante el día, por lo que decidimos iniciar la excursión. Lo bueno de las excursiones de Ella es que sales desde el mismo pueblo, así que no te tienes que desplazar a otro sitio para empezarla. El sendero salía del extremo este del pueblo, y al empezar a caminar vimos que estaba lleno de turistas. El principio es muy agradable, el camino atraviesa unos fabulosos campos de té que, con el agua de la lluvia que había caído, parecían refulgir bajo el sol. Al suroeste se alzaba la enorme mole de Ella’s Rock, la montaña a la que habíamos subido el día anterior después de una excursión muy difícil en cuanto a orientación.
A la dcha. se ven las multitudes que se dirigen a Little Adams. A la izq., la omnipresente Ella's Rock 
Panorámica mirando a Ella's Rock
Entre los campos de té de la base de Little Adam's Peak
El último tramo de la ascensión es el mas pesado, pues hay que superar un gran desnivel subiendo por pesadas escaleras. Al cabo de algo menos de una hora de trekking llegamos a la cima de Little Adam’s Peak. Arriba las vistas eran fabulosas, de 360º. Se apreciaban todas las montañas que caracterizan aquella región, en especial la omnipresente Ella’s Rock. Nos daba la impresión que todo estaba especialmente verde, quizás fue por la lluvia matutina. Estuvimos un buen rato haciéndonos fotos y disfrutando del paisaje. Aquellas vistas nos encantaron, fue sin duda uno de los mejores recuerdos que nos quedaron de aquel viaje.
Disfrutando de las vistas hacia Ella's Rock
Panorámica de los alrededores de Ella 
Vistas desde la cima de Little Adam's Peak
Desde la cima se veían muchas plantaciones de te como esta
Vista de las montañas de la región
Lo mejor de todo es que al sur de Little Adam’s Peak hay otras pequeñas cimas hermanas desde las que seguir disfrutando de las vistas. Lo único malo es que para acceder a ellas hay que bajar por una pendiente muy empinada un poco complicada para volver a subir un nuevo tramo. Pero valió mucho la pena, las vistas continuaban siendo espectaculares y tenían una orientación diferente de las anteriores. Además, allí no llegaban las multitudes que se quedaban en la anterior cima, con lo que el paisaje se disfrutaba mucho mas. Aprovechamos y comimos la parte del desayuno que llevábamos, el propietario de la guesthouse había tenido la amabilidad de empaquetarla para nosotros. Comparando la excursión con la del día anterior a Ella’s Rock, la de Little Adam’s nos gustó mas, las vistas eran mejores y no era tan complicada de seguir. Lo único “malo” es que hay gente que la encontrará demasiado corta (menos de 2 h) y sobre todo demasiado frecuentada.
Yendo hacia las otras cimas. A la dcha. se aprecia la gran pendiente que hay que bajar de la cima principal
Panorámica mirando hacia Ella's Rock
Panorámica donde se ve la cima principal de Little Adam's
Mas vistas de las montañas
Pasado el mediodía bajamos de la montaña y volvimos a Ella. Como todavía teníamos toda la tarde por delante decidimos ir a visitar una de las muchas fábricas de té de la región. El té ceilandés es uno de los más apreciados del mundo, y además Sri Lanka es uno de los principales productores a escala mundial. A finales del siglo XIX los colonos británicos vieron que la región de las montañas era ideal para el cultivo de la planta del té. Ésta es un arbusto cuyas hojas más jóvenes se usan para hacer la famosa infusión. Son las expertas manos de las mujeres tamiles conocidas como “tea-pluckers” quienes recolectan los brotes más jóvenes, los mejores para hacer el té. Estas hojas se secan para que se oxiden, se las deja fermentar para que adquieran su aroma y se muelen como parte del laborioso proceso de fabricación.
Como hemos dicho, hay muchas fábricas de té en los alrededores de Ella. Pero en el pueblo habíamos visto un cartel que mostraba una especie de ruta senderista hasta una de ellas, la Uva Halpewatte. Calculamos que debía ser una hora caminando y en el mapa del gps vimos por donde iba el camino, así que nos animamos a hacerla. Éste partía cerca de la estación de tren de Ella e iba siguiendo una carretera secundaria asfaltada. Por el camino pudimos contemplar algunos bonitos campos de té que proporcionaban materia prima a la fábrica. A medio camino nos cayó un diluvio universal; aunque llevábamos paraguas, estuvimos guarecidos al lado de una casa hasta que paró. Llegamos a la carretera principal y vimos que nos quedaba lo peor del camino, ya que la fábrica está en lo alto de una colina. Así que paramos un tuk-tuk para que nos llevara arriba y así ahorrarnos la subidita (200 rupias, algo más de 1 €). Nada más llegar a la fábrica, unos empleados nos dirigieron a una especie de centro de visitantes donde se venden sus productos. Afortunadamente en poco tiempo empezaba una de las visitas guiadas (300 rupias, menos de 2 €) que se hacen durante todo el día. Éramos solo tres parejas en la visita, pero una de ellas eran unos ingleses muy interesados en el tema y que no paraban de preguntar cosas. El guía nos mostró alguna de las instalaciones donde las hojas de té pasaban parte de su proceso. Nos sorprendió que para fabricar un buen té no solo hacía falta tener una buena materia prima, sino controlar al milímetro todo el proceso de fabricación. El tour acabó con una cata de cuatro tés muy diferentes, de los que se producían en la misma fábrica. Aprovechamos para comprar una cajita de 25 bolsas de té como recuerdo (200 rupias). La visita nos gustó mucho, no imaginábamos todos los pasos que hay que hacer para fabricar esta infusión ni el cuidado que ponían en su elaboración.
Plantas del té en una plantación de camino a Halpewatte
Para volver a Ella cogimos un tuk-tuk a la misma puerta de la fábrica (450 rupias, casi 3 €). Fuimos a descansar y a ducharnos a la guesthouse. Después salimos a cenar por Ella, y decidimos repetir en el 360 Ella, el restaurante donde habíamos cenado en nuestra primera noche. Pedimos roti de pollo y costillas de cerdo marinadas, que no estaban mal. De postre pedimos “curd and honey” (requesón con miel), uno de los postres mas famosos de las Tierras Altas. Es un poco engañoso, ya que la miel en realidad es una especie de melaza fermentada de azúcar de caña de sabor extraño. No nos acabó de gustar… Junto con una cerveza y un zumo de lima, la cena nos costó 2500 rupias (unos 15 €).
Nuestra cena, con el curd and honey a la dcha.

< Anterior día 
Sri Lanka 7 - Ella's Rock y Templo Dowa
Siguiente día > 
Sri Lanka 9 - tren a Nuwara Eliya (proximamente)

0 comentarios:

Publicar un comentario