ALEMANIA 2: Köln (Colonia)

9 de octubre de 2010 Ese día nos levantamos temprano para ir a la vecina ciudad de Köln (Colonia). Fuimos en tren, aunque desde Bonn también se puede ir en tranvía, pero es mucho más lento. En la estación de tren de Bonn pedimos ayuda para comprar el billete y nos dieron una oferta que salía mejor de precio. Lo bueno de visitar Köln en tren es que su estación (la Hauptbahnhof) está muy céntrica, justo al lado de la catedral. Así que nada más llegar fuimos a visitarla. La Kölner Dom o catedral es el símbolo de la ciudad y la verdad es que impresiona… Es de estilo gótico y está muy decorada con arcos y agujas, tardaron 6 siglos en construirla!

9 de octubre de 2010

Ese día nos levantamos temprano para ir a la vecina ciudad de Köln (Colonia). Fuimos en tren, aunque desde Bonn también se puede ir en tranvía, pero es mucho más lento. En la estación de tren de Bonn pedimos ayuda para comprar el billete y nos dieron una oferta que salía mejor de precio.


Ver Alemania 1: Köln (Colonia) en un mapa más grande

Lo bueno de visitar Köln en tren es que su estación (la Hauptbahnhof) está muy céntrica, justo al lado de la catedral. Así que nada más llegar fuimos a visitarla. La Kölner Dom o catedral es el símbolo de la ciudad y la verdad es que impresiona… Es de estilo gótico y está muy decorada con arcos y agujas, tardaron 6 siglos en construirla!

Kölner Dom

Kölner Dom

Justo en frente de la fachada hay una réplica a tamaño real del florón que corona todas las agujas. Es muy grande, de 9,5 m de altura, y da una idea de lo enorme que es este monumento.

réplica de un florón del Kölner Dom

Al entrar en la catedral maravilla la sensación de grandeza con los altos techos de su interior. Lástima que estaban dando misa y no dejaban ir más adentro, solo permitían quedarte en la zona de la entrada (antes de los bancos). Durante el día intentamos ir un par de veces más a ver si teníamos más suerte, pero en todas las ocasiones estaban dando misa. Nos desilusionó bastante, ya que aunque puedes hacerte una idea de su interior no puedes apreciarlo realmente…

interior del Kölner Dom

Al salir fuimos a la oficina de turismo que está en frente de la Dom. Pedimos información gratuita en castellano pero todo es de pago, así que solo cogimos un mapa bastante completo (20 céntimos nos costó).

Empezamos el paseo hacía el norte para visitar las iglesias románicas que quedan en esa zona: St. Ursula Kirche y St. Kunibert Kirche. En la primera, dedicada a Santa Úrsula, estaban haciendo una visita guiada en alemán explicando las pinturas donde se ilustra la vida de esta santa. En la segunda, de San Cuniberto, tenía unas vidrieras muy decoradas.

St. Ursula Kirche

interior de St. Ursula Kirche

St. Kunibert Kirche

Volvimos al centro paseando a orillas del río por el Konrad Adenauer Ufer. Al final de esta calle hay unas buenas vistas de la parte trasera de la catedral. Travesando la Heinrich-Böll-Platz y pasando por el Ludwig Museum y la Kölner Philharmone llegamos a la plaza Roncalli que queda a un lateral de la catedral. Esta plaza estaba invadida por moteros, se ve que se celebraba el Intermot-Köln, un encuentro motero en esta ciudad del 6 al 10 de Octubre.

A continuación nos metimos en la parte más comercial de la ciudad: la plaza Wallraf y la Hohe Straße. Como era sábado estaba repleto de gente comprando… Tiene las típicas cadenas de ropas, incluso hay un Zara.

Hohe Straße

Desviándonos a la izquierda nos encontramos con el antiguo ayuntamiento o Altes Rathaus donde se estaba celebrando una boda al aire libre con champán y pequeños pretzels para picar. Este edificio es otro de los emblemas de la ciudad ya que se trata del ayuntamiento más antiguo de toda Alemania (empezó en 1135). Lo más bonito es el balcón, de estilo renacentista, y la torre, de 61 m y de estilo gótico.

Altes Rathaus

Por detrás del ayuntamiento llegamos a la Alter Markt, la plaza donde se hacía el antiguo mercado de Colonia. Tenía algunas terrazas que estaban llenas de gente aprovechando que daba el sol.

Alter Markt

Yendo hacía el río, fuimos hasta la Groß Sankt Martin, la iglesia de San Martín el Grande. Entramos y justamente había unos monjes y unas monjas cantando salmos y fue muy bonito. A continuación fuimos a la plaza Fischmartkt donde hay unas casas antiguas muy bellas. Desde esta plaza hay unas buenas vistas al río y la torre de la iglesia anterior.

Groß Sankt Martin

Groß Sankt Martin desde Fischmartkt

Fischmartkt

Esta zona conforma el casco antiguo de la ciudad (Alstadt) y hay pequeñas callejuelas peatonales por donde es muy agradable de pasear. Fuimos por la Salzgasse, donde hay alguna cervecería que se ve bastante antigua, hasta llegar a la Heumarkt. Se trata de una enorme plaza rodeada de bares y restaurantes con sus correspondientes terrazas.

Heumarkt

Fuimos entonces en dirección sur para visitar las iglesias románicas de esta zona. Empezamos por St. Maria im Kapitol, una iglesia muy grande pero con la entrada un poco escondida ya que se encuentra detrás de un pequeño claustro. En su interior conserva obras de arte importantes como la Limburger madonna del siglo XIV y una puerta de madera de 1060.

St. Maria im Kapitol

Seguimos con St. Maria in Lyskirchen, una pequeña iglesia del siglo XII profusamente decorada con unos magníficos frescos en el techo. A continuación fuimos a la basílica de St. Georg, del siglo XI, en la cual nos sorprendió el cristo de la entrada, lleno de placas de agradecimiento que decían por ejemplo "Dank für examen, 2001".

St. Maria in Lyskirchen

St. Maria in Lyskirchen, interior

St. Georg

Finalmente nos acercamos a la iglesia de St. Pantaleon, la más antigua ya que empezó a construirse a finales del siglo X. Se encuentra en medio de un jardín y la fachada es muy bonita. Justo cuando llegamos acababan de hacer una boda pero pudimos entrar sin problemas.

St. Pantaleon

St. Pantaleon, interior

Volvimos dirección norte por la calle Mauritiussteinweg para llegar a la iglesia de St. Aposteln, una de las más importantes en arquitectura románica, construida entre los siglos XI y XIII.

St. Aposteln

Aprovechando que volvíamos a estar en una zona peatonal con terrazas y restaurantes nos dispusimos a buscar un sitio para comer. Estábamos reventados de tanto andar y empezaba a hacerse tarde (eran casi las 4). Escogimos la cervecería Gertrudenhof, donde hacían comida típica y servían la cerveza Kölsch en vasos de 0,2 l como manda la tradición. Comimos bockwrust (tipo frankfurt pero más grande) y mettwrust (salchicha un poco ahumada) con un puré hecho a base de patata y espinacas… todo muy rico!

comiendo en Gertrudenhof

Estábamos un poco hartos de ver tantas iglesias, así que por la tarde nos dedicamos a pasear y ver la ciudad. Empezamos por la calle Schildergasse, una calle comercial que según un estudio es la más activa de todo Europa (13.000 personas pasan cada hora). La verdad es que había muchísima gente.

Schildergasse

Finalmente llegamos a la iglesia St. Albans, o lo que queda de ella. Esta iglesia fue destruida durante la segunda guerra mundial y no la quisieron restaurar como memorial.

St. Albans

Volvimos a la zona de Heumarkt y por los callejones del casco antiguo nos acercamos hasta el puente de Deutzer Brücke. Desde aquí hay unas buenas vistas de la catedral y la iglesia Groß Sankt Martin. Cruzando hasta la otra orilla llegamos al Kennedy Ufer desde donde se aprecian mejores vistas de la zona antigua de la ciudad. Como daba el sol en este lado, mucha gente estaba sentada disfrutando de la panorámica.

Groß Sankt Martin y Kölner Dom desde el Deutzer Brücke

Groß Sankt Martin y Kölner Dom desde Kennedy Ufer

Finalmente cruzamos otra vez el Rin por el puente Hohenzollernbrücke. Este puente esta lleno de candados que representan declaraciones de amor. Hay de todo tipo, hechos a mano, grabados, de parejas, de amigos,… Es sorprendente la gran cantidad que hay! Cada vez más a medida que nos acercábamos a la zona antigua.

candados en Hohenzollernbrücke

Antes de irnos aún tuvimos tiempo de ver el exterior de la iglesia de St. Andreas, una de las últimas iglesias románicas que nos quedaban por ver. Y de volver a admirar la magnifica catedral de Colonia. Estábamos tan hechos polvo que decidimos volver pronto a nuestra casa en Bonn. Pasamos por un súper a comprar algo de pasta y yogur para cenar y descansar.


0 comentarios:

Publicar un comentario