GRECIA 1: llegada a Meteora

24 de marzo de 2016 El primer día en Grecia iba a dar para poco en lo turístico. Llegamos a primera hora de la tarde a Atenas y recogimos el coche de alquiler. Para el resto de la tarde nos esperaban casi 5 h de carretera hasta Kastraki, nuestra base en Meteora, que visitaríamos al día siguiente. Este viaje empezó a las 10:45 h de ese día, hora a la que despegó nuestro vuelo de Vueling de Barcelona a Atenas. Aterrizamos sin problemas en el aeropuerto ateniense de Eleftherios Venizelos a las 14:50 h (hay que tener en cuenta que hay una hora mas en Grecia). Enseguida fuimos a recoger nuestro coche de alquiler, que habíamos reservado a través de Rentalcars (para ver precio y demás, visita nuestra sección de presupuesto).
24 de marzo de 2016
El primer día en Grecia iba a dar para poco en lo turístico. Llegamos a primera hora de la tarde a Atenas y recogimos el coche de alquiler. Para el resto de la tarde nos esperaban casi 5 h de carretera hasta Kastraki, nuestra base en Meteora, que visitaríamos al día siguiente.
Este viaje empezó a las 10:45 h de ese día, hora a la que despegó nuestro vuelo de Vueling de Barcelona a Atenas. Aterrizamos sin problemas en el aeropuerto ateniense de Eleftherios Venizelos a las 14:50 h (hay que tener en cuenta que hay una hora mas en Grecia). Enseguida fuimos a recoger nuestro coche de alquiler, que habíamos reservado a través de Rentalcars (para ver precio y demás, visita nuestra sección de presupuesto). Nuestra compañía era Thrifty, que en aquel aeropuerto estaba gestionada por Hertz (no sabemos si es algo normal). El coche que habíamos reservado era de la gama mas baja, un Wolkswagen Up!, por lo que no nos podemos quejar de lo pequeño que era. Pero para dos personas y dos mochilas era mas que suficiente.
Nuestro Volkswagen Up!, fiel compañero durante nuestra ruta por Grecia
Eran las 15:30 h cuando nos pusimos en marcha por las carreteras griegas. Nuestra primera impresión fue muy buena: autovías bien mantenidas, buena señalización y conductores prudentes. Había tanto carteles bilingües (en alfabeto griego y latino) como solo en griego, y casi siempre los primeros en aparecer eran los carteles los griegos. De forma que haber aprendido el alfabeto griego nos fue muy bien. También nos sorprendió la gran cantidad de peajes que había. El primero de muchos fue el de la autopista 6 de circunvalación de Atenas (2,80 €); después, una vez cogimos la autopista 1 hacia el norte fuimos encontrando peajes cada media hora. Eran cantidades pequeñas, pero iban sumando (aquel día se nos fueron mas de 15 € en peajes). Un aviso: en los peajes griegos no se puede pagar con tarjeta, solo en efectivo.
Cuando llevábamos una hora de camino paramos en un área de servicio llamada Sirios, cerca de Avlona. Fue una parada rápida, lo suficiente para comprar en un pequeño supermercado algo de comida ideal para largos trayectos en coche: patatas fritas, galletas, agua y cosas por el estilo (6,80 €). Continuamos nuestra ruta hacia al norte hasta Lamia, una gran ciudad en la que dejamos la confortable (y cara) autopista para pasar a circular por carreteras convencionales. Nos esperaba un largo tramo de curvas para superar un par de puertos de montaña que se nos hizo muy pesado. Finalmente llegamos a la región de Tesalia, que destacaba claramente por sus infinitas llanuras rodeadas por las montañas que acabábamos de superar.
Hemos de decir que para orientarnos por las carreteras griegas disponíamos de dos herramientas. Primero, el mapa offline de Maps.me que usábamos como GPS en el móvil y un mapa impreso de Grecia obtenido a través de la página oficial de Visit Greece (solo imprimimos la pequeña parte que íbamos a necesitar). Decimos esto porque la tendencia natural de los GPS es llevarte por la ruta geográficamente mas corta, que no tiene porque ser la mas rápida. Por ejemplo, mas adelante íbamos a pasar por un par de ciudades mas o menos grandes, Karditsia y Trikala, y el GPS pretendía que las atravesáramos por el centro. En el mapa impreso vimos que ambas tenían una especie de circunvalaciones, que nos ahorraron mucho tiempo. Por cierto, en cuanto cayó la noche nos sorprendió gratamente ver que, pese a ser carreteras convencionales, sus puntos mas peligrosos (como las intersecciones) estaban muy bien iluminados.
Orientándonos en las carreteras griegas
Tras casi 5 h de viaje llegamos a Kastraki, el pueblo mas cercano a los monasterios de Meteora. Nuestro alojamiento para aquella noche era Bloutsos Rooms, un establecimiento familiar que alquila unas pocas habitaciones. La habitación era muy básica, con muebles y camas bastante antiguas y ajadas, pero al menos era amplia y limpia. El desayuno estaba incluido y era un poco básico, un poco de embutido, huevo frito, un par de pastelillos y zumo. Quizás nos decepcionó un poco por lo bien que estaba puntuado en Booking (un 8,7 por aquel entonces). Pero por el precio (35 € la habitación doble con desayuno) no podíamos pedir mucho mas. Además, la ubicación era perfecta, a menos de 10 minutos en coche de los primeros monasterios de Meteora. Por cierto, la ubicación exacta que da Booking es errónea, si vais allí fiaros mas del Google Maps. En definitiva, recomendaríamos este alojamiento sin duda, pero sin tener grandes expectativas en cuanto a su calidad.
Nuestra habitación en Bloutsos Rooms
Como era tarde, nos fuimos enseguida a buscar restaurante para empezar a disfrutar de la gastronomía griega. Cerca de nuestro alojamiento había un par de “taverna”, el mejor lugar para degustar los platos mas típicos de la cocina griega. Al final elegimos la Taverna Gardenia, un restaurante con un acogedor ambiente familiar. De entrante pedimos saganaki, que consiste en un trozo de queso kefalotyri (similar al feta, pero duro) frito, un plato sencillo y bueno. De platos principales pedimos dos clásicos: una moussaka (capas de berenjena, carne picada y bechamel horneada) y un souvlaki (las típicas brochetas de carne a la brasa, acompañadas de patatas caseras). Para beber pedimos una cerveza Mythos, de sabor bien amargo, y agua del grifo (que te suelen traer sin problemas en la mayoría de restaurantes griegos.) Los dos platos estaban buenos, especialmente el souvlaki, se notaba el buen sabor que tiene la carne a la brasa. La moussaka no era tan buena, la bechamel era algo insípida, días después comimos este plato en otro restaurante y fue mucho mejor. De postre nos regalaron unos pastelitos bañados en miel bastante buenos. Es común que en los restaurantes te regalen unos entrantes, unos postres, unos chupitos de licor... o las tres cosas (algo que nos pasó en Nauplia, ya os contaremos...). Salimos bastante satisfechos del restaurante, la cena nos salió por 23,50 €, un precio medio para ser Grecia.
Nuestra cena en la Taverna Gardenia

8 comentarios:

  1. Esto de que no se pueda pagar con tarjeta en la autopista no es nada práctico, como no lleves suficiente efectivo... Y no sabía que en Grecia ye suelen a invitar a entrantes o postres, etc. Buena práctica!

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, aquí estamos muy acostumbrados a pagar los peajes con tarjeta. La primera vez que fuimos a pagar uno en Grecia el empleado nos miró con cara de bichos raros y nos dijo "only cash" con tono condescendiente... :P

      Pues está muy bien que en los restaurantes tengan este tipo de detalles. Muchas veces, antes de ir a cenar, si en tripadvisor la gente decía que regalaban algo en un determinado restaurante, era un punto a su favor!

      Saludos

      Eliminar
  2. muy interesante datos para uso de mapas offline junto a mapas impresos ( no se si google maps puede ser util al guardarse un mapa ??) yo use gps en un viaje por floripa, Brasil y me resulto util junto a mapas parciales como los usados por ustedes bajados por GMaps.
    gracias por los datos muy utiles
    enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, nosotros llevamos años usando esta aplicación de mapas off-line por todo tipo de países (desde Irlanda hasta Indonesia) y siempre nos ha ido muy bien. Aunque siempre llevamos algún tipo de mapa impreso, a veces es útil tener uno para tener una visión de conjunto a la hora de planificar un viaje por carretera
      Saludos

      Eliminar
  3. Hola! buenísima la información :)
    quería saber si es posible recorrer todo meteora y los monasterios sin problemas en coche.
    Muchas gracias y saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!

      Si, el coche de alquiler es una de las mejores formas de recorrer los monasterios. Puedes leer nuestra experiencia aqui (http://davidneusviajes.blogspot.com.es/2016/05/grecia-2-monasterios-de-meteora.html).

      Saludos

      Eliminar
  4. hola chicos... estamos armando un viaje para el mes de enero... tienen idea de como es el acceso en los meses de invierno??? es para aventurarse solo? por las rutas la nieve etc... gracias mona

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica,

      No sabemos como están las carreteras griegas en enero. Sí que sabemos que gran parte del país es muy montañoso y que puede nevar en invierno (a nosotros nos nevó en marzo). Puedes probar de dejar un mensaje en el foro de Grecia de losviajeros.com [http://www.losviajeros.com/foros/f46-Atenas-Grecia-y-Balcanes/], seguro que encuentras a alguien que haya viajado allí en esa época.

      Saludos

      Eliminar