CHINA: Datos prácticos

INFORMACIÓN PRÁCTICA: Visados. Para visitar China es necesario un visado que hay que solicitar en el país de origen previamente al viaje. En España, se puede hacer el trámite en la Embajada de Madrid o en el Consulado de Barcelona; para conocer las embajadas de otros países, consultad aquí. Hay muchos tipos de visado, dependiendo si el motivo es turismo, trabajo, familiar, etc. Nosotros nos referiremos en esta sección al de Tipo L, el de los turistas. Los documentos necesarios están detallados aquí. Lo mas problemático es que tienes que especificar tu plan de viaje (lista de los lugares que vas a visitar) y tener reservado la mitad de los hoteles de tu estancia (nosotros les dimos la lista de los hoteles que habíamos reservado, pero no nos pidieron justificantes de reserva).
INFORMACIÓN PRÁCTICA
Visados
Para visitar China es necesario un visado que hay que solicitar en el país de origen previamente al viaje. En España, se puede hacer el trámite en la Embajada de Madrid o en el Consulado de Barcelona; para conocer las embajadas de otros países, consultad aquí. Hay muchos tipos de visado, dependiendo si el motivo es turismo, trabajo, familiar, etc. Nosotros nos referiremos en esta sección al de Tipo L, el de los turistas. Los documentos necesarios están detallados aquí. Lo mas problemático es que tienes que especificar tu plan de viaje (lista de los lugares que vas a visitar) y tener reservado la mitad de los hoteles de tu estancia (nosotros les dimos la lista de los hoteles que habíamos reservado, pero no nos pidieron justificantes de reserva).
Nuestros visados
Un tema muy importante a la hora de pedir el visado es saber el número de entradas que vas a hacer al país. Se puede pedir un visado de una entrada, dos o multientrada (lo único que cambia es la tarifa que se paga). Hay que tener en cuenta que territorios como Hong Kong cuentan como salida del país, de forma que si se hace una visita a la ciudad desde China y se vuelve a ella, se necesitará visado de dos entradas. En nuestro caso, íbamos a entrar a China por Pekín y salir por Hong Kong, con lo que solo necesitaríamos una salida. Pero temimos que surgiera algún imprevisto, y por si acaso solicitamos el de dos salidas.
Para hacer todo el papeleo, y si todo va bien, se necesitan dos visitas a la embajada/consulado. En la primera hay que entregar el formulario rellenado, los pasaportes y las fotos. Después se tiene que ir a pagar la tasa del visado a un banco, en el que hay que hacer el ingreso en efectivo en una cuenta que te indicaran, anotando un número presente en el resguardo que te dan en la embajada. Finalmente, al cabo de una semana (si no hay mucha saturación), entregando el comprobante de pago del banco en la embajada te devolverán los pasaportes con el visado en una de sus hojas. Nos han explicado que el primer trámite lo puede hacer otra persona diferente al interesado. En el caso del segundo lo ignoramos, pero se puede preguntar la primera vez que se vaya a la embajada.
Nota importante: toda esta información es conforme a nuestro viaje en 2015, así que puede estar sujeta a cambios. Recomendamos consultar las webs de las embajadas si han pasado muchos años.
Como llegar
La importancia económica y demográfica de China hace que sea muy accesible llegar en avión. Todas las compañías de bandera nacionales vuelan a Pekín y, a menudo, a otras ciudades chinas, como Shanghai, Hong Kong o Chengdu. Esto hace que sea relativamente fácil conseguir un vuelo multidestino a buen precio, entrando al país por una ciudad y saliendo por otra, ahorrando tiempo y dinero. Es fácil encontrar ofertas de diferentes compañías para volar a China por 500 € o incluso menos.
En nuestro caso volamos con Air China, una compañía que últimamente está destacando por sus buenas ofertas. La experiencia con ellos fue positiva, un buen confort en el avión, aceptable comida a bordo, asientos con pantalla multimedia y puntualidad en los vuelos. Como hemos explicado antes, fue un billete multidestino entrando por Pekín y saliendo por Hong Kong. Nos salió por 532 € por persona comprándolo con una antelación de 3 meses.
Moneda y costes
Diferentes billetes de yuan (y de jiao)
La moneda nacional es el yuan o renmibi, abreviado CNY. Un yuan está dividido en 10 jiao y cada uno de éstos en 10 fen, aunque estas subunidades se usan poco. Cuando viajamos a China (septiembre de 2015) 1 € equivalía a 7,2 yuans. Tuvimos la suerte de beneficiarnos de una serie de devaluaciones del yuan que tuvieron lugar durante ese verano.
La vida en China es mas barata que en Europa, pero no tanto como en otros lugares del sudeste asiático. En los últimos años está creciendo mucho el turismo interno, lo que significa millones de turistas, con lo que los precios están subiendo. A grandes rasgos, una habitación doble en un hostal decente cuesta entorno de unos 20 € (sin desayuno). Por su parte, una cena en un restaurante sencillo puede costar 15 € la pareja. Y si se tira de puestos callejeros, las comidas salen mucho mas baratas. En las grandes ciudades como Pekín o Xi’an, el precio de los hoteles y restaurantes suele duplicarse.
Algo que notará mucho el bolsillo del viajero es lo caras que son las entradas a los lugares turísticos; además se paga por visitar cualquier cosa (ya sea un parque público, un monasterio, una zona paisajística o un parque nacional). Para hacerse una idea, las mas caras son las de Zhangjiajie (245 yuans o 34 €, aunque dura 4 días) y las de los Guerreros de Xi’an (150 yuans, 20 €). Un truco que nos explicaron es hacerse un carnet de estudiante falso (en el caso de no tenerlo), ya que los estudiantes disfrutan de importantísimos descuentos en las entradas.
En China el uso de tarjetas de crédito está poco extendido, lo que mas se usa es el dinero en efectivo. Incluso en hoteles mas o menos grandes es normal que no acepten tarjetas. Sin embargo, hay muchos cajeros automáticos que aceptan tarjetas extranjeras. En muchos hay una limitación del efectivo que se puede sacar en un día (por ejemplo, 1600 yuans, unos 200 €).
Dólares de Hong Kong
Hong Kong tiene un status especial en China, por lo que tiene su propia moneda, el Dólar de Hong Kong, abreviado HKD. En el viaje, 1 € se cambiaba por 8,6 HKD. Hemos leído que en Hong Kong también se acepta a veces el yuan, pero no nos arriesgamos a comprobarlo y cambiamos todos nuestros yuans al llegar. También tiene su propia moneda Macao, la pataca, con un valor muy similar al HKD. En Macao sí que se acepta el HKD de forma común, aunque el cambio se suele dar en la moneda local.
En comparación con China, el coste de la vida en Hong Kong es mas caro. Los hoteles y restaurantes suelen costar el doble que en el continente. Pero al menos hay muchas atracciones turísticas que son gratuitas. Las tarjetas se aceptan en prácticamente cualquier tipo de establecimiento y no encontramos limitaciones de retirada de efectivo en los cajeros automáticos.
Transporte
China es un país muy fácil para moverse por libre en transporte público. Se puede ir prácticamente a cualquier lugar y en un tiempo razonable. La red de transporte china mejora cada año, ofreciendo nuevas posibilidades a los viajeros: nuevas rutas de avión, mas kilómetros de tren de alta velocidad, nuevas autopistas que acortan los viajes en bus... Eso hace que sea vital contar con información lo mas actualizada posible antes de planificar una ruta.
Moto-taxi esperando clientes
Transporte a corta distancia: las ciudades suelen contar con buenos sistemas de transporte urbano, muy eficientes, prácticos y baratísimos. Muchas ciudades de tamaño medio incluso empiezan a desarrollar una red de metro. El taxi es una buena opción para trasladarse a lugares donde no sea práctico el transporte público; si el taxista usa taxímetro puede ser barato, si no todo depende de la capacidad de negociación. En los pueblos es mas corriente el tuk-tuk, aunque menos que en otros lugares del sudeste asiático, y sobre todo, las moto-taxis, que pueden llevar un par de pasajeros por poco dinero (aunque la tarifa también depende de la capacidad de regateo). Si se usan estos tres últimos sistemas de transporte es útil tener escrito el lugar al que queremos ir. En este sentido son muy prácticas las aplicaciones de móvil de traducción que tengan caracteres chinos (por ejemplo, para ir a una estación de bus, al puerto, etc.).
Estación de autobuses
Transporte a larga distancia: China es un país inmenso y tratar de descubrir un poco de su geografía implica recorrer grandes distancias. Menos mal que el país tiene una buena red de transporte de larga distancia. El mas rápido muchas veces es el avión, y aunque en el país hay relativamente pocas compañías aéreas, hay tantas rutas que es fácil llegar a las principales ciudades. Los billetes son relativamente baratos, aunque comprarlos en las propias webs de las compañías puede resultar imposible, algunas no aceptan tarjetas extranjeras. Así que es mas práctico usar portales como Ctrip o E-long, en los que además es posible encontrar grandes descuentos.
Otro transporte útil para cubrir kilómetros es el autobús. En los últimos años se han construido tantas autopistas nuevas que los viajes por carretera en bus pueden ser una buena alternativa. También existen trayectos nocturnos, aunque al no haber hecho ninguno no podemos decir si son cómodos. El trayecto mas largo en bus que hemos hecho fueron unas 3 h, y hubo tanto ruido que se hizo imposible dormir (¡ahí queda!).
Tren convencional
Viajar en tren en China: este medio de transporte se merece una sección aparte, ya que es uno de los mejores y mas famosos para moverse por el país. Y es que el ferrocarril llega a prácticamente a todas partes, es mas o menos cómodo, barato y puntual (no sufrimos ni un solo retraso en todo el viaje). Además, desde hace unos años, existe una gran red de tren de alta velocidad, que ayuda a ahorrar tiempo. En nuestro viaje fue uno de los principales sistemas de transporte y solo podemos hablar cosas buenas de él. El único problema es, como ya desarrollaremos mas abajo, la disponibilidad de los billetes.
Diferentes billetes de tren chinos
Comprar los billetes de tren es un asunto delicado. Comprarlos en la misma taquilla puede ser difícil por la barrera idiomática, pero la única vez que tuvimos que hacerlo no tuvimos problemas. Lo mas importante es la disponibilidad, ya que en temporada alta los billetes se agotan con gran rapidez. Nosotros viajábamos en septiembre (mes en que empieza a bajar el número de turistas), y un mes y medio antes del viaje ya se habían agotado alguno de los trayectos que queríamos hacer. Así que si se tiene una ruta cerrada lo mejor es comprar anticipadamente los billetes mediante algunas de las agencias que indicamos mas abajo. En teoría se pueden comprar dos meses antes de la fecha del viaje como máximo, pero las agencias aceptan reservas con mas antelación. El único problema es que cobran una comisión por cada billete, en función de la distancia recorrida. En nuestro caso reservamos la gran mayoría de trayectos con DIY travel, que cobran una comisión de 10 USD/billete. Lo bueno de esta compañía es que te ayudan a encontrar rutas alternativas si los billetes están agotados.
Hard sleeper (izq.) y soft sleeper (dcha.)
Algo importante a la hora de comprar un billete de tren es conocer los tipos de asientos disponibles. Para los viajes mas largos (a menudo nocturnos) las literas son muy prácticas, y pueden ser soft sleeper (cuatro literas en un camarote cerrado) o hard sleeper (seis literas en un cubículo abierto al pasillo). En principio, las soft sleeper son mas cómodas y se tiene mas intimidad, también son mas caras. Las hard sleeper son en teoría mas ruidosas, pero la única vez que dormimos en una de estas descansamos bastante bien. También están los hard seat, asientos que pueden resultar aceptables para trayectos cortos pero que para viajes largos pueden ser un infierno (según hemos leído, no es una experiencia propia). Y por último están los standing tickets, que quiere decir “búscate la vida”, es decir, sentarte en el suelo, en un asiento no ocupado o en los asientos abatibles que suele haber en los pasillos de los vagones con litera.
Tren de alta velocidad
La red de ferrocarril que mas está creciendo en China es la del tren de alta velocidad. Estos trenes permiten ahorrar mucho tiempo, son cómodos y puntuales. Tienen otra ventaja sobre los convencionales: si se pierde el tren, se puede cambiar el billete por uno de un tren posterior sin ningún coste (si hay plazas, claro). Que nosotros sepamos, no existen vagones con literas, solo existen asientos de primera, segunda y business. Nosotros solo fuimos en los de segunda y son confortables y bastante espaciosos. Lo único malo que le podemos encontrar es lo exageradamente alto que está siempre el aire acondicionado, en pleno verano siempre se hace indispensable algo de abrigo para no pillar un catarro.
Por último, os dejamos unos links de las principales agencias de transporte y turismo. La mayoría venden billetes de avión y de tren (es una buena forma de consultar los horarios), así como habitaciones de hotel y tours:
Idioma
El idioma oficial en china es el chino, el cual tiene una gran cantidad de variantes que pueden ser muy diferentes a la estándar. Aprender chino es muy complicado, ya que las vocales se pueden pronunciar en cuatro tonos, con lo que la palabra resultante puede tener un significado totalmente diferente. Por ejemplo, shì (en tono descendente) significa la afirmación sí, mientras que shí (tono ascendente) es el número diez. Para acabar de complicar la comunicación, el conocimiento del inglés en China es bajo e incluso mucha gente no sabe leer el alfabeto latino.
Panel en chino de una estación de tren
Aún así, la comunicación con la gente no es imposible. A nosotros nos ayudó mucho tener una guía (la Lonely) en la que el nombre de todos los lugares están escritos en chino. También nos fue de gran utilidad una app de traducción de smartphone, sobre todo cuando queríamos que un taxista nos llevara a la “estación de autobuses” o al “puerto”. Con esas herramientas no nos costó demasiado movernos por libre por el país, teniendo en cuenta que a menudo los carteles solo están escritos en chino.
Para los que queráis aprender algo de chino o al menos saber como se pronuncian bien las palabras, aquí os dejamos algunos enlaces útiles:
  • Aprender chino con Fengyo Zhang: con videos muy didácticos, muy buenos para aprender la pronunciación de los tonos.
  • Como se dice...: web de referencia para aprender unas cuantas frases útiles, con audios para conocer la pronunciación
  • Aulafacil: curso de chino con sonidos, para aprender el idioma mas en serio.
Conexión a internet
En principio, conectarse a internet en China no es problema. La mayoría de alojamientos (por cutres que sean) tienen wifi, al igual que muchos restaurantes y estaciones. El problema es la censura china sobre internet. Esto hace que desde China no se puedan consultar una gran cantidad de webs extranjeras. El caso mas famoso es el bloqueo sobre Facebook, Twitter o Google (incluyendo Gmail). Pero también pasa si intentas consultar webs de noticias o simplemente portales meteorológicos. Por suerte, aplicaciones como Whatsapp sí que funcionan.
Afortunadamente, existe una solución para saltarse este bloqueo: las aplicaciones VPN. Existen algunas gratis y otras de pago y, por lo que hemos leído, ninguna de las dos te garantiza una conexión al 100%. Nosotros usamos Betternet, una de las muchas gratuitas. La aplicación no siempre lograba conectarse, y a veces había que intentarlo una y otra vez hasta que lo conseguíamos. Pero según parece esto es mas o menos normal en el mundo de las VPN. Sapore di Cina publica periódicamente un listado actualizado de las mejores VPN para usar en China
GUÍAS DE VIAJE
Para el viaje compramos como “guía principal” la Lonely Planet China (4ª edición, 2011). Como veis, es del 2011, y en un país que cambia tan rápidamente como China, eso quiere decir que está desfasadísima. Quizás en breve saldrá una nueva versión, ya que justo salió una en inglés en 2015. De todas formas, la guía está bien, completa como de costumbre. Cubre absolutamente todo el país, una ventaja que también es un inconveniente, ya que hay relativamente poco contenido en cada capítulo. Otro de sus puntos fuertes es que tiene los nombres de los lugares en chino, ya sean ciudades o monumentos, algo muy útil cuando se viaje por libre.
También usamos la Trotamundos de China, del mismo año que la anterior. Su gran inconveniente es que no cubre todo el país, y por ejemplo no aparecen lugares como Zhangjiajie, Fenghuang o Datong. Tampoco tiene los nombres escritos en chino. Pero su gran ventaja es lo bien que están explicados los grandes monumentos, como los de Pekín, Xi’an, etc.
BLOGS VIAJEROS
Existen muchísimos bitácoras viajeras sobre China, podéis ver una gran selección en Buscablogs. A continuación os dejamos aquellos que nos han parecido destacables, sobre todo los que tenían una ruta similar a la nuestra:
  • Viajeros Callejeros. Fue nuestro punto de partida, gran parte de nuestra ruta la diseñamos basándonos en este fantástico blog. Lo completo de las entradas, llenas de datos prácticos, lo convierten en uno de los mejores blogs de este género.
  • Blog de Jizô. Fue una de las sorpresas bloggeras. Sin duda, uno de los blogs mas completos, aunando información útil y buenos relatos, tan indispensables para planificar un viaje
  • Volando voy. Tiene una gran cantidad de artículos de calidad dispar, algunos son un tanto superficiales pero otros resultan muy útiles.
  • Apuntes de viaje. Con una ruta algo diferente, incluyendo Shanghai y alrededores. Muy buena información sobre Hong Kong, al que le dedicaron muchos días.
  • Mes enllà. Otra buena bitácora, con buena información práctica y unas fantásticas fotos.
  • Yolanda y Toni en Viatgeaddictes. Otro clásico de los diarios de viaje, con una ruta que era la alternativa que barajamos respecto a la que hicimos. En ella no pasan por Fenghuang y Zhangjiajie pero sí que van a Yunnan, una de las provincias que mas nos hubiera gustado visitar.
  • Toni por el mundo. Ruta de menos días y menos lugares, pero bien vistos por este otro clásico de las bitácoras viajeras.
NO HAY QUE PERDERSE...
Imprescindibles I, de izq. a dcha.: Gran Muralla, Ciudad Prohibida, Pingyao, Yungang y Guerreros de Xi'An.
  1. Gran Muralla. Hay pocos lugares en toda China que se puedan comparar en belleza e historia. Se elija el tramo de muralla que se elija, seguro que será una de las mejores experiencias del viaje.
  2. Ciudad Prohibida de Pekín. Uno de los mejores lugares para imaginarse la vida de los antiguos emperadores.
  3. Pingyao. Es una de las ciudades medievales amuralladas mejor conservadas del país. Aunque es muy turística, sus mansiones y evocadoras calles no han perdido su encanto.
  4. Cuevas de Yungang (Datong). Estas fascinantes grutas son una especie de Capilla Sixtina del mundo budista, pero con el doble de antigüedad.
  5. Guerreros de Xi’an. Famosos en el mundo entero, la sensación de tener delante un ejército de miles de estas figuras es inigualable.
  6. Fenghuang. Para nosotros, el pueblo mas bonito que vimos. Las casas tradicionales sobre pilones de madera alrededor del río forman una estampa idílica.
  7. Arrozales de Longji. Terrazas de verdes imposibles, pueblos tradicionales y bosques de bambú forman uno de los paisajes mas espectaculares que vimos en este viaje.
  8. Paisajes de Yangshuo. Alquilar una bici y recorrer el típico paisaje rural chino, rodeado por montañas boscosas redondeadas, es una de las mejores actividades que se pueden hacer.
  9. Macao. El periodo colonial portugués dejó aquí un rico patrimonio histórico que hace de Macao una ciudad totalmente diferente a cualquiera otra del país.
  10. Gastronomía china. La comida china es uno de los alicientes del viaje, a menudo muy diferente de la que se sirve en los restaurantes de aquí. Aunque a veces es picante, hay especialidades para todos los gustos.
Imprescindibles II, de izq. a dcha.: Fenghuang, Arrozales de Longji, Yangshuo, Macao y gastronomía china
NOS HA DEFRAUDADO...
Se nos ha hecho difícil rellenar esta sección, ¡nos ha gustado todo tanto!
  1. Xingping. Sus paisajes entorno del río Li son bonitos, pero hay instalada una mafia que puede hacer la visita una experiencia frustrante.
  2. Excursión de Dazhai a Ping’an. Sale en muchas guías como la excursión en mayúsculas en los arrozales de Longji, pero a lo largo de las 4 horas de trayecto apenas se ven.
  3. Mercados de Hong Kong. Después de visitar diferentes mercados (de flores, peces, nocturnos...) hemos de decir que para nosotros no tienen ningún encanto.
  4. Murallas de Xi’an. A pesar de que encierran una gran historia, están tan reconstruidas y rodean un casco histórico tan insulso que no nos convencieron.
  5. Guilin. Es una ciudad fea rodeada de un paisaje magnífico, así que lo mejor es no pasar mas tiempo en ella que el estrictamente necesario.
NOS HUBIERA GUSTADO VER...
Usamos esta sección para países mas pequeños, pero China es como casi Europa de grande, y nos hemos dejado muchas cosas. Ponemos algunas de las que nos hubiera gustado visitar:
  1. Zona de Shanghai. La gran urbe no nos atrae demasiado, pero sí las fascinantes ciudades de Suzhou y Hangzhou.
  2. Sichuan. Nos han recomendado su zona montañosa donde se pueden hacer grandes trekkings.
  3. Tíbet. No hay viajero que no se sienta atraído por esta alejada región. Lástima que sea tan difícil la burocracia para visitarla y caro poder llegar hasta allí.
  4. Yunnan. Fue una decisión difícil descartar sus fascinantes paisajes para nuestra ruta. La siguiente vez que volvamos a China ya nos lo montaremos para poder ir.

8 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por la mención chicos! Con vosotros hemos vuelto a China durante todos vuestros post ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dicho, gracias a vosotros, a ver si nos podemos conocer en alguno de los encuentros de bloggers que se están preparando este año! :)
      Saludos

      Eliminar
  2. China es el destino que tiene más papeletas para este año... Así que seguro que regreso más de una vez para tomar notas de este fantástico post!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate, es un país fascinante en el que se pueden hacer mil y una rutas. Si al final vas y tienes alguna duda, ya sabes donde estamos ;)
      Saludos

      Eliminar
  3. Qué post más completo e interesante. China tendrá que esperar todavía algún tiempo pero es un país que me parece fascinante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, nos alegramos que te guste! :)
      Tenemos que reconocer que fuimos a China sin expectativas muy altas y quizás por eso nos ha gustado tanto. Así que siempre lo recomendamos al 100%.
      Saludos

      Eliminar
  4. Buen artículo chicos, gracias por mencionarnos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Felicidades por vuestra web, de las mejores sobre China!

      Eliminar